Altavoces Wilson Audio Sabrina X con Audio Analogue Maestro Anniversary

Altavoces Wilson Audio Sabrina X con el amplificador integrado Audio Analogue Maestro Anniversary

Traemos en esta ocasión a nuestra página un equipo de esos que consiguen sorprendernos por ofrecer mucho más, en conjunto, de lo que sería la suma de sus valores. Los protagonistas son básicamente dos: las cajas y el amplificador. Los altavoces son la última revisión de las Wilson Audio “pequeñas”, las Sabrina X, que tenemos en audición permanente en la tienda. El amplificador, el italiano Audio Analogue Maestro Anniversary, un diamante en bruto que nos ha sorprendido por su garra y musicalidad con las cajas americanas y que también se ha convertido en residente en nuestras instalaciones. 

Rematado el conjunto con cables Albedo de la gama Solid y con una fuente digital relativamente asequible gracias al cada día más popular (con mucho motivo) reproductor BlueSound Node y al DAC del reproductor Moon 650D (en este caso con cable Albedo Reference digital). Tenemos también en este sistema una fuente analógica no menos capaz o sorprendente, gracias al nuevo plato ProJect X8, pero ésa será una historia que contaremos en otro momento…

Wilson Audio Sabrina X

La caja de suelo pequeña del famoso fabricante americano Wilson Audio recibió una revisión a fondo para dar lugar a este modelo “X”, que debe su nombre al uso íntegro del X-Material, el compuesto con propiedas acústicas únicas que usa Wilson en sus cajas de alta y muy alta gama (la Sabrina original lo usaba sólo en el frontal)

Es una caja de tres vías con tres altavoces, que consisten en el tweeter de cúpula de 1 pulgada de diámetro para agudos, un altavoz de 5’75 pulgadas con cono de papel tratado para medios, y uno de 8 pulgadas y también cono de papel para graves. Las esbeltas Sabrina X apenas miden un metro de alto, y su base (la parte más ancha) tiene 30 centímetros de ancho por 39 cm de fondo. La densidad es notable, pues pese a su relativamente compacto tamaño pesan 51 kg cada una… Con una sensibilidad de 87 dB y una impedancia nominal de 4 ohmios (mínima de 2,6 a 135 Hz) son cajas que agradecen buen músculo por parte del amplificador que las mueve. 

Audio Analogue Maestro Anniversary

Los 31 kg de peso de este amplificador de origen italiano, o su capacidad para multiplicar su potencia cuando la impedancia de las cajas disminuye, dan buena idea de su “músculo”. Declara 150 vatios bajo 8 ohmios, pero cuando las cajas presentan más dificultades se multiplican hasta 300 vatios (4 ohmios) e incluso 500 vatios (2 ohmios). Es un amplificador estéreo (dos canales) pero su construcción interna es doble mono, es decir como dos amplificadores independientes unidos bajo el mismo chasis. La importante alimentación, sin ir más lejos, usa un transformador toroidal de 600 VA por canal (de ahí su capacidad para aguantar la corriente entregada a las cajas cuando baja su impedancia).

El Maestro Anniversary es además un amplificador totalmente balanceado, es decir, que cada uno de los dos canales tiene realmente a su vez un doble recorrido de la señal (positivo, negativo y tierra independientes). Esto exige más precisión al fabricarlo y seleccionar componentes, pero permite una ventaja en ruido, dinámica y distorsión notables (de 6 dB). Audio Analogue además no usa realimentación global en sus circuitos y la salida de potencia cuenta con cuatro parejas de transistores por canal. 

En cuanto a la entrada, o preamplificador interno, dispone tanto de conexiones balanceadas como no balanceadas (que pasan a balanceado al entrar en el aparato). Las señales pasan por un control de volumen con dos chips de control por canal (balanceado) sin operacionales, es decir con componentes discretos en su buffer y sección de ganancia previa a la etapa. Pese a su notable potencia este amplificador ofrece una amplia banda pasante (hasta 90 kHz) y muy bajo nivel de ruido (100 dB). Y, por cierto, merece la pena verlo con la tapa desmontada para apreciar el exquisito cuidado puesto en su diseño y fabricación, algo que siempre es un plus de calidad notable.

Escucha en conjunto Wilson Audio Sabrina X + Audio Analogue Maestro Anniversary

Apenas conectamos las cajas al amplificador y pusimos algo de música mientras terminábamos de organizar el equipo y la sala, cuando ya era evidente que ese sistema iba a dar que hablar… Usamos como señalamos más arriba cables Albedo en todas las conexiones, no en vano este fabricante nos ofrece una relación prestaciones-precio excepcional, incluso usando solamente en la interconexión digital (coaxial de reproductor a DAC) Reference, y en el resto de la gama Albedo Solid

Hasta conectarlas con el Maestro Anniversary las Wilson Sabrina X nos podían haber parecido algo tímidas en graves, pero el italiano eliminó esa impresión de golpe. Al contrario, incluso en el gran espacio de nuestra sala principal (con muchos metros cúbicos que mover), el grave del que son capaces estas “cajitas” nos sorprendió. Contar con esa extensión extra en frecuencias hacia abajo ayuda además a presentar una escena sonora de mayores dimensiones, incluso más sólida.

La escena era muy grande, pero sin perder precisión ni focalización, y eso que las cajas estaban a unos cuatro metros de distancia entre ellas. Pero el impecable ajuste del filtro de las Wilson, y el no menos preciso amplificador, con fases y tiempos perfectos en todas las notas, ayudaban a que el efecto estéreo se manifestara en toda su excelencia. Y a este efecto, que no habíamos disfrutado antes con estas cajas, se sumaba algo más que se echaba de menos en ellas: dinámica. La capacidad de corriente (y potencia) del Maestro y su rapidez también cambiaron nuestra impresión de la Sabrina X, acercándolas justamente a sus hermanas mayores (cajas de altos vuelos en todos los sentidos)

Lo mejor es que cuando un sistema suena bien, tan bien, da igual con qué música lo escuchemos porque se disfruta siempre mucho. Con blues, desde el añorado Gary Moore hasta Steve Ray Vaughan, la “marcha” que el Audio Analogue Maestro les da a las Sabrina X era como no quedarse con las piernas quietas. En otro registro bien diferente, el concierto para violín de Felix Mendelssohn o los de JS Bach también para violín y orquestra, con Hilary Hahn a las cuerdas, nos trasladaban a un auditorio profundo y amplio pero apreciando como en directo los matices dinámicos de su interpretación, las inflexiones y movimientos de arco… fantástico. Y no menos estupendas las voces… la verdad es que el conjunto, aderezado por los cables Albedo (que aportan ese toque de claridad y detalle sin nada de agresividad) da como decíamos al principio mucho más de lo que uno esperaría por la suma de sus componentes. Un sistema para escuchar y dejarse llevar.

Visita nuestra tienda online para saber precios y características de estos magníficos equipos, con sólo pulsar en el logo:

categoria alta fidelidad

Conjuntos Seleccionados