Amplificador integrado Cambridge Audio EDGE A

Nueva serie Cambridge Audio EDGE

Con el motivo de su 50 aniversario, la firma británica especializada en la creación de productos de audio de alta calidad, Cambridge Audio, ha lanzado una serie de equipos de sonido de altísimo nivel. Estos nuevos modelos se agrupan en una nueva serie denominada EDGE, nombre elegido en honor a uno de sus ya legendarios ingenieros de desarrollo, el profesor Gordon Edge que fue el creador del primer amplificador integrado de la marca, el Cambridge Audio P40.
Esta nueva serie se compone de tres modelos; un preamplificador con reproductor en red, el Cambridge Audio EDGE NQ; una etapa de potencia muy musculosa, la EDGE W y un amplificador integrado con DAC, el Cambridge Audio Edge A, que además es el modelo que nos ocupa en esta prueba.  
La firma británica nos comenta que esta nueva serie abarca todo el conocimiento recogido a lo largo de sus 50 años de existencia, en los que la búsqueda pertinaz del mejor sonido posible a un precio siempre razonable ha sido su principal dedicación. La serie EDGE tiene un diseño con una estética muy minimalista, pero de impresionante robustez, el exterior está fabricado de aluminio extruido y exquisitamente pulido, con esquinas curvadas y unos radiadores laterales que les dan un aspecto sólido pero elegante. El interior simplemente imponente con componentes de finísima calidad y soluciones de equipos de gama Hi-End.

Amplificador integrado Cambridge Audio EDGE A


Este robusto y bonito amplificador integrado nos ha llegado a la tienda hace unos días y por supuesto inmediatamente me he puesto manos a la obra para desempaquetarlo y ponerlo a funcionar.
De primeras el empaquetado del EDGE A es excelente y viene perfectamente protegido, lo que es muy de agradecer, muchas marcas no dan importancia a este punto con los consiguientes problemas surgidos por el maltrato durante el transporte.
Una vez fuera del embalaje noto la gravedad de los 25 kg de peso del equipo, con lo que subirlo al mueble no es tarea fácil; quizá sea recomendable una mano amiga que nos ayude a colocarlo de forma segura.
Para estas audiciones he utilizado el transporte de lectura de CDs de la misma marca, el nuevo Cambridge Audio CXC V2, con la finalidad de probar también el DAC integrado en el EDGE A (32 bits a 384 kHz / DSD256) la conexión va a cargo de un cable digital coaxial de la marca Albedo. El transporte CXC en su versión V2 siendo de un valor económico muy asequible, nos ofrece un valor sónico excepcional, pieza muy recomendable para todos aquellos aficionados que tengan un buen DAC y quieran seguir disfrutando de su buena colección de CDs.


He emparejado el nuevo Cambridge Audio Edge A con los imponentes altavoces Vienna Acoustic Beethoven Grand Reference y los he conectado con los cables de altavoz Albedo Solid de plata pura. Tras muchas pruebas con los Vienna Beethoven Grand, no me cabe la menor duda de que estos cables son perfectos para ellos. Tras unos minutos de cortesía para un precalentamiento adecuado, he procedido a la escucha atenta del conjunto.
Las primeras sensaciones al tocar el equipo, botones, mandos, conexiones, etc. son muy buenas y denotan la buena construcción del Cambridge EGDE A. Por ejemplo, las ruedas de control de volumen y fuentes, con un diseño concéntrico, son suaves y muy agradables de actuar, la gestión de volumen tanto de forma manual o con el robusto mando a distancia se hace de forma muy sensible y delicada, me gusta muchísimo.


He comenzado la audición con música Jazz, blues y fusión para comprobar cómo se comporta el EDGE A en dinámica. La respuesta a diferentes niveles de volumen es sobresaliente, a un régimen bajo e incluso muy bajo no pierde apenas detalles ni micro detalles, siempre con una dinámica muy equilibrada y natural que es lo importante. Probando con volúmenes más altos se nota la fuerza del amplificador con una capacidad dinámica muy impresionante y una distorsión realmente baja incluso a niveles de volumen extremadamente altos. 


A continuación, he puesto música clásica con cuartetos de cuerda, grandes orquestas, música sinfónica, la complicada ópera, etc. He puesto atención en la capacidad de recreación de escenarios convincentes, alto, ancho, profundo y tridimensionalidad. El Cambridge Audio EDGE A se comporta también de forma excepcional en este apartado, la separación de instrumentos es la correcta y no he notado en ningún momento nudos, bloqueos o saturaciones en el mensaje musical. Instrumentos de cuerda y viento se reproducen con nitidez, pero sin estridencias, también las voces resultan muy naturales y completas. 


En definitiva, el amplificador Cambridge Audio EDGE A es un amplificador muy poderoso capaz de mover altavoces muy complicados en situaciones difíciles incluso, pero también capaz de ofrecernos un sonido muy dulce y cálido cuando es necesario. Durante las pruebas en ningún momento he sentido fatiga auditiva alguna y siempre con ganas de poner música sin parar.
En Audiorema decine recomendamos una atenta audición del Cambridge Audio Edge A, es un amplificador magnífico.

Si necesitas más información de características técnicas o precios puedes enlazar con nuestra tienda online decineon:

Pulsa en los enlaces:

Cambridge Audio EDGE A

Cambridge Audio CXC V2