Cables Albedo Flat One

Cables Albedo Flat One

Albedo es un fabricante polaco de cables que lleva más de 20 años en el sector. No es una empresa gigante pero sí que son muy perfeccionistas, y desde hace tiempo solamente usan un tipo de metal en todos sus cables: la plata. Mejor conductora de la electricidad que el cobre, la plata tiene algunos inconvenientes (además del precio, muy superior por peso al del cobre) pero este fabricante ha conseguido con los años "domarla" y conseguir un perfil sonoro, unos resultados en la práctica, sobresalientes además de inesperados para quien esté esperando un "sonido a plata" tradicional. Por eso en Audiorema decidimos apostar por la marca e importamos desde Polonia directamente estos cables, que distribuimos en España.

Plata monocristalina

Una de las claves de por qué los cables Albedo no tienen ese "sonido a plata" en el mal sentido (chillón o agresivo) está en que, además de usar plata, todos sus cables tienen una estructura interna monocristalina. Esto exige condiciones de fundición y fabricación muy exigentes, por eso su producción es casi artesanal en hornos de inducción muy controlados en atmósfera de argón (gas noble, inerte), y la plata es obtenida por electrólisis previa (alta pureza). También por eso no se cierran a probar nada y han ido mejorando con los años, tanto en la parte metalúrgica (todos sus cables se funden y laminan en su fábrica) como en la otra parte muy importante en cualquier cable dedicado al audio: la estructura y los aislantes usados.

Los cables, según la gama, usan conductores de una sección más o menos grande y con perfiles que responden a los aislantes que luego los sujetarán, y cuya misión es evitar las interferencias externas (y propias por la corriente que circula por el cable en sí). También los conectores usados son propios (acabados en plata pulida o rodio), y el montaje y confección se terminan a mano siempre en su fábrica en Polonia. A pesar del trabajo artesanal de confección y del material base empleado (plata) los precios finales de los cables Albedo no son ni mucho menos "estratosféricos".

Albedo Flat-One a prueba

Contamos con una gama de los cables de Albedo muy completa en la tienda Audiorema para poderlos apreciar en directo. Hemos hecho una prueba con los modelos intermedios "Flat-One" con los que, por menos de mil euros, tenemos un juego de cable de conexión RCA y unos cables de altavoces. De entrada llama la atención el lujoso embalaje, lujoso y cuidadoso: está claro que Albedo quiere que sus cables nos lleguen en las mejores condiciones posibles. 


Revisando en detalle los cables, nos encontramos con una terminación francamente exquisita. Ambos cables llevan un recubrimiento de malla que los hace suaves al tacto y protege la funda externa, y los conectores están montados tanto en el RCA como en el de altavoz (bananas) impecablemente, y de forma sólida.  A pesar del nombre (Flat es "plano" en inglés) el cable RCA es de sección circular y un diámetro aproximado de 1 centímetro ("gordo") mientras el de altavoces es algo más chato, pero no plano. El Flat se refiere en este caso a la construcción interna, que usa conductores de plata de sección rectangular (muy fina) internamente. Albedo usa estructuras que dejan los conductores internos con aire además de otros aislantes, por eso estos cables sorprenden tanto por su relativa ligereza, como por su perfecta flexibilidad (aunque no deben doblarse en ángulos cerrados). No son cables con los que haya que "pelear". En ambos existen indicadores del camino de la señal en las chapitas con el nombre del cable, algo siempre de agradecer al decidir cómo conectarlos en nuestro sistema.

Para la audición usamos un amplificador a válvulas y un integrado "todo en uno" con etapas de salida en Clase D, con unos monitores. Desde el primer momento, con las válvulas, apreciamos esa total ausencia del temido "efecto plata": de hecho, estos cables parecen tener de entrada un perfil sonoro "cálido" más cercano a algunos clásicos cables de cobre... Pero no tardamos en apreciar que los Albedo no esconden información, al contrario, dejan pasar los detalles que convierten la escucha musical en algo placentero, en un descubrimiento de nuevos matices. 

Incluso la dinámica parece ganar con ellos, los monitores a prueba son de caja cerrada (no bass-réflex) y sonaban más "sueltos", más completos del medio-grave hacia abajo. Esas buenas sensaciones se confirmaron con el amplificador de transistores (y Clase D), ganando en dinámica y aportando los Albedo un toque cálido, un timbre más realista de lo que podíamos esperar con ese amplificador. Tener más detalles ayuda a construir una escena sonora mejor, más realista, ahí sí que la plata aporta mayor claridad pero sin excesos. Desde luego que son unos cables para probar... y posiblemente sin vuelta atrás.

Visita nuestra tienda online para descubrir más cables de Albedo, ver precios y características, con sólo pulsar en el logo:

 
 

categoria alta fidelidad

Cables y Accesorios